El canal móvil no es una app, es el CRM definitivo.

El canal móvil no es una app, es el CRM definitivo.

Lejos de parecer pedantes con esta afirmación, no es nuestra intención, quizás es la que más impacto tiene cuando hemos intervenido a lo largo de este año en los diferentes eventos a os que hemos sido invitados. En ellos hemos podido contrastar nuestro punto de vista sobre el pasado, presente y futuro de la tecnología móvil para el sector retail, gran distribución y centros comerciales..

Nuestra exposición en Madrid Retail Congress o Shopper & Trends ha ido siempre con un mensaje claro: “No estamos aprovechando en canal móvil para conocer e influenciar a nuestros cliente o consumidores”. En “Mobile Apptitude”, una jornada organizada por Mobext, agencia de marketing mobile del Grupo Havas, con el objetivo de debatir sobre la cómo generar valor y negocio a las marcas a través del mobile marketing, y la frase del título fue de las más “movidas” en redes sociales.

Las aplicaciones móviles no sirven para nada. ¿Seguro?

A lo largo de estos intensos años en desarrollo de producto y negocio de Neuromobile hemos tenido muchos encuentros con especialistas del sector, con clientes, con partners y sinceramente nos encontrábamos a veces descolocados.

Hemos sufrido una burbuja de aplicaciones móviles, de hecho en muchos sectores el término app produce rechazo y mucho miedo por experiencias pasadas, ya hemos dicho en en otras ocasiones que las empresas implantamos tecnologías solo por ser una moda, sin integrarlas en estrategia empresarial y lo más importante sin tener claro que retorno de inversión vamos a obtener de ellas. En el caso de las aplicaciones de centros comerciales permitanme que les diga que el sector no se preocupó por saber qué quería el cliente ni el beneficio que podía obtener.

Seamos claros y no hablemos de apps, hablemos del canal móvil.

El móvil es una neurona por su capacidad de información, su capacidad de comunicación y su capacidad de sensorización. Es parte de nuestra vida y está en cada micromomento que queremos compartir. Hagamos un ejercicio. ¿Recuerda algún instante importante en su vida en el último año del que no tenga un objeto multimedia? Un vídeo, una foto, un comentario en su aplicación de mensajería, para bien o para mal serán muy pocos de los que no tenga algún tipo de archivo multimedia.

Aprovechemos que nuestro cliente tiene un smartphone

Nuestro cliente tiene un móvil y nosotros queremos saber de nuestro cliente, para conocerlo como núnca, para saber qué hace en nuestros puntos de venta y lo que hace al ver nuestra aplicación móvil inteligente, queremos mimarle, queremos que nos quiera y queremos influenciarle. Esto es así es marketing, es comercio, y todos tenemos unos objetivos claros en nuestros negocios.

El nuevo CRM pasa por la relación móvil con nuestro cliente

Y no es el futuro, es el presente, en breve presentaremos un primer informe de la influencia del canal móvil en usuarios de centros comerciales. Les aseguro que las conclusiones son inquietantes y confirma a más si cabe que el canal móvil es el canal con más potencial dentro del mundo digital.  Les adelanto algunos datos curiosos:

  • El 76% de los impactos (visionados) se hacen fuera del centro comercial, lo cual indica las posibilidades para influir para que nuestro cliente acuda al punto de venta.
  • El 73% de los usuarios que consultan la cartelera de cine un viernes por la mañana, acude al cine el viernes por la tarde.
  • Los solteros multiplican sus visitas al hipermercado los viernes entre las 19:00 y 21:00.
  • Las parejas pasan el 84% del tiempo juntos en los Centros Comerciales.

¿Se imagina lo que podría usted hacer con conclusiones parecidas para su empresa en su sector?, la relación con el cliente se convierte en inteligente, eficaz y muy personal. En definitiva, es el CRM definitivo, ya que juntamos el mundo físico y el digital.

Somos capaces de saber qué le puede interesar a nuestro consumidor justo en el momento que entra en el punto de venta, avisar a nuestro comercial e indicarle de qué forma puede influir en la decisión de compra. Y todo esto de forma pasiva, transparente e inteligente, sin abrumar al usuario.

Mediante la integración de tecnologías como localización indoor, sistemas de recomendación inteligente e inteligencia de negocio tenemos en nuestras manos o mejor dicho pantallas las herramientas perfectas para crear un canal de comunicación con nuestros clientes totalmente personalizado.

De nada nos sirve contar móviles sin tener un dato de calidad o masacrar con mensajes sin fundamento a nuestros clientes.

Tenemos una gran ventaja como lo certifican estudios sobre el uso del móvil: Al usuario le gusta usar apps que le den algo distinto a la web.

La omnicanalidad pasa por ser móvil

Mucho se está hablando de omnicanalidad y sus definiciones, sus repercusiones a nivel de organización empresarial y nivel estratégico en comunicación y marketing, es un debate interensantísimo donde se están creando iniciativas como Omnichannel Retail Council España que nos muestran hacia dónde vamos y estamos.

En estos momentos están ocurriendo movimientos muy interesantes en el sector retail: Myntra el e-retailer más importante de la India ha hecho un movimiento que ha llamado la atención a nivel mundial. Cierra su ecommerce y traslada toda su estrategia al móvil, tan solo podrás comprar con la aplicación móvil.

Otro caso muy interesante es el de Just to Eat, que ha anunciado el cierre de su web, de nuevo pasamos a canal móvil.

Y bien? Y si nos planteamos cosas parecidas en formatos retail off? Y si trasladamos nuestro tráfico al uso de una aplicación donde nos permite la ubicuidad, y la oportunidad de negocio inmediata y sobre todo el conocimiento de nuestros clientes hasta ahora no explotados?

Como dijo Marco Rigon, Global Head of Mobext:  “Mobile is business”

Raúl G. Serapio

@rgserapio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *